La naturaleza hecha gresite 🌴

El gresite sigue siendo la mejor elección para el revestimiento de una piscina. Aunque existen numerosos materiales y distintas técnicas, la balanza se inclina sin dudar hacia el gresite.

Varias son las razones:

  • Es muy versátil y nos permite dar forma a la piscina, con cantos redondeados en los escalones y zonas de spa y media caña en el interior del vaso, que mejora la hidráulica del agua y facilita su circulación y su filtrado.
  • Existe gran variedad de formatos y colores, mate, lisos, combinados, con fichas iridiscentes que reflejan la luz y hacen que el agua «brille»…
  • Gran resistencia y durabilidad. No se altera con los desequilibrios químicos del agua y resiste cualquier producto. Soporta bien cambios extremos de temperatura y no decolora con el tiempo.
  • Su excelente relación calidad-precio. Teniendo en cuenta todas estas ventajas, sin duda es la mejor opción.

Todos estos beneficios destacan sobre todo en la zona de Levante, donde la dureza de sus aguas y su alta concentración de cal hacen que otros materiales más delicados no resistan el paso del tiempo tan bien como el gresite.

Existe un gresite para cada tipo de cliente, como refleja la última colección de Reviglass, Paradise Stones, que nos transporta a las aguas más cálidas y los ambientes más exóticos: un pequeño paraíso en casa…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *